Controlando nuestras finanzas personales

camino

Buenas tardes,

Las vacaciones de verano ya pasaron y la mayoría de nosotros ya ha vuelto a la rutina y es un buen momento para chequear el estado de nuestras finanzas personales y ver si vamos por el buen camino. Para chequear como vamos tendremos que tener unos objetivos claros definidos con anterioridad.  ¿Seguimos los pasos establecidos o nos hemos apartado del camino? ¿Cuánto tiempo dedicamos a vigilar nuestras finanzas personales? La bolsa ha tenido una volatilidad muy alta. Desde el mes de agosto ha podido disminuir la rentabilidad de nuestras carteras pero los objetivos tienen que estar claros; durante la tempestad no es buen momento para la duda. Hoy hablaremos de la importancia del control de las finanzas personales y del seguimiento de nuestra estrategia.

Empezaré con una cita de Meg Green, un Planificador Financiero profesional de Miami, contenida en el libro “The Bogleheads”.  ” Adding time to investing is like adding fertilizer to a garden. It makes everything grow””Dedicar tiempo a la inversión es como usar fertilizante en el jardín. Hace crecer todo”

Estoy de acuerdo con la frase de Meg, para empezar hay que dedicar tiempo para saber donde estamos y hacia donde queremos ir. Ya en anteriores artículos os he preguntado el tiempo que dedicáis al control de vuestras finanzas personales.  Muchas personas son conscientes que es algo a lo que deberían dedicar más tiempo pero al final la falta de tiempo, conocimiento o miedos les impide dedicar unas horas al año a sus finanzas personales.

Muchos de los que me seguís lo hacéis con regularidad pero a otros os cuesta más.  Para los más perezosos pero con ganas de empezar unos mensajes recordatorios clave:

  • Fundamental hacer una foto de situación inicial de nuestro patrimonio
  • Una vez analizados nuestros ingresos y gastos semanales fijar un objetivo realista de ahorro mensual
  • Disponer de un fondo de reserva para imprevistos que no tocaremos salvo situación de verdadera emergencia. Os pongo aquí el enlace a un artículo anterior:
  • Una vez que ya disponemos de nuestro fondo de reserva pensar en nuestro objetivo de ahorro, ¿para que queremos destinar el dinero ahorrado? ¿Para cuando?
  • Definido el objetivo y en función de nuestra situación financiera personal decidir que tipos de activos son más adecuados: depósitos, fondos de inversión, etfs, acciones, bonos
  • La entidad bancaria con la que trabajamos, ¿nos permite establecer nuestra estrategia de inversión correctamente? ¿Nos cobra unas comisiones razonables?
  • Una vez definido nuestro plan hay que revisar como mínimo dicho plan de finanzas personales dos veces al año

Tras leer estas líneas reflexionad un momento en voz baja y sed sinceros con vosotros mismos. ¿ Ya estáis listos? Si sois de los que hacéis todo lo anterior mis felicitaciones y si sois del grupo que no ha comenzado o le falta alguna etapa, ¡adelante! nunca es tarde y tened en cuenta que cuanto antes se comience a adquirir el hábito mejores serán los resultados finales.

Para los que habéis hecho bien los deberes vamos a dar un paso más… En relación a nuestras fuentes de ingresos, distinguiré principalmente dos fuentes:

  • FUENTE 1. La retribución salarial por nuestro trabajo, nómina
  • FUENTE 2. Los ingresos obtenidos por nuestros activos financieros
    • Depósitos
    • Acciones:
      • Dividendos
      • Plusvalías obtenidas por la venta de acciones
      • Ampliaciones de capital
      • Recompra de acciones
      • Etc
    • Bonos
    • Fondos de inversión
    • ETFs
    • Propiedades inmobiliarias
      • Alquileres
    • Otros

Al separar la fuente de ingresos 1 de la fuente de ingresos 2,¿ sabemos  la rentabilidad anual que sacamos a nuestras inversiones de la fuente 2? ¿Cuál es nuestro objetivo?

Aquí ya entramos en una fase en la que cada situación financiera personal marcará seguir una u otra estrategia ya que será muy dependiente del nivel de ingresos de la fuente 1 y de la situación personal, pero el ejercicio es muy enriquecedor.

Y ante todo recordad que es mejor tener un plan, por sencillo que sea, que no tener ninguno y abandonar nuestro destino financiero al azar.

Espero que estas líneas animen a alguna y a alguno a dedicar un poco de tiempo a hacer balance pero como escribía al principio, el dedicar algo de tiempo a las finanzas personales a largo plazo acabará dando sus frutos.

Un saludo a todos y buena semana

David

Si te ha gustado este artículo te podrían interesar estos:

¿Cuánto dinero necesitamos para vivir bien y poder ahorrar?

La capacidad de ahorro en las etapas de nuestras vidas

 

 

Esta entrada fue publicada en estrategias de inversion y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Controlando nuestras finanzas personales

  1. Pepelu Ireland dijo:

    Congrats ! keep writing this way ! and never give up
    JL

  2. Pablo dijo:

    Yo personalmente llevo la contabilidad faniliar como si de una empresa se tratara. Siempre he entendido que es la única manera de minimizar posibles problemas y asegurar de alguna manera el provenir de mi familia.
    Tengo muy claro que mi meta es alcanzar la independencia financiera. Como dice David hay que tener claro hacia donde queremos ir.
    Por poner numeros, comentaré la regla o plan 50-30-20.
    Basicamente se trata de alcanzar anualmente una distribucion de gastos definida por:
    50% de los ingresos famililares en lo necesario para vivir: casa, comida, ropa, salud, coles, coche,…
    30% de los ingresos en ocio: viajes, restaurantes, smartphones, caprichos,…
    20% de los ingresos al ahorro.

    Esta regla en el largo plazo asegura cierta salud financiera. Personalmente me gusta más una distribucion 50-20-30, pero bueno depende de ingresos y estilos de vida.

    Saludos
    Pablo

    • Buenos días Pablo, estoy de acuedo contigo controlar la economía familiar es como llevar una pequeña empresa. Hay que controlaras diversas partidas de gastos y en tu caso veo que lo tienes más que controlado, mis felicitaciones.
      En cuanto al objetivo que planteas: el lograr la independencia financiera se alcanzará antes o bien destinando más al ahorro , en tu caso por lo que he entendido ya definido en un 20-30 % , o aumentando la rentabilidad anual de los activos. En esta última parte es crucial la situación personal o familiar y el nivel de riesgo que uno esté dispuesto a asumir. Lo que está claro es que cuanto antes se empiece mejor…el interés compuesto serà tu aliado.
      Animo y a luchar por ese objetivo!
      Gracias por tu comentario y por compartir tu objetivo.
      Un saludo
      David

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s