Invertir a largo plazo sí, pero cuidado, también tiene grandes riesgos

Algunos inversores profesionales dan algunos consejos sobre las inversiones a largo plazo, pero cuidado, estos consejos son fáciles de escribir pero muy difíciles de poner en práctica. Otras personas  dan consejos que no son aptos para todos los públicos.

En los tiempos en los que vivimos se pueden presentar grandes oportunidades de inversión a largo plazo pero tenemos que tener presente los riesgos. En mi opinión uno de los mayores es el de dejarse llevar por consejos generales que pueden no estar adaptados a las necesidades y particularidades personales de cada uno.

En los últimos años, ¿no habéis oído frases del estilo siguiente?:

“ Compra, van a dar un dividendo de un 6%”

“A largo plazo se recuperará”

“La vivienda nunca baja”

“ Es un momento histórico, las rentabilidades por dividendo son muy altas”

Toda inversión tiene sus riesgos y lo más importante es ser consciente de ellos.

Vayamos por partes, como ya he escrito alguna vez en el blog, las inversiones hay que vigilarlas y mantenerlas, como cuando se plantan  árboles, hay que regarlos periódicamente, podarlos y en algunos casos aunque nos  de mucha pena talar alguno.

Esta semana una empresa de telecomunicaciones de primer nivel ha anunciado recorte de dividendos. A la hora de invertir a largo plazo hay que tener muy presente que los dividendos no están garantizados y si a la empresa no le va bien estos dividendos pueden ser eliminados o recortados. Por otro lado, de que valen dividendos de un 6 % si el valor está en caída libre.

En relación al consejo de: compra y olvídate que a la larga subirá :

¡ Muchísimo cuidado!

En primer lugar que entendemos por largo plazo: 3 años, 10, 20, ¿50? No todos los bolsillos y personalidades están preparados para esperar a obtener un beneficio tras 20 años de espera. En segundo lugar, al invertir en una empresa en los tiempos que corren deberíamos de preguntarnos: ¿ Será capaz de seguir viva tras esta crisis?

Puede que algunos modelos de negocio actuales estén muertos y  necesiten evolucionar o transformarse, otros seguirán bien y creciendo y “viento en popa a toda vela”. Como decía un profesor de mi colegio: “O espabilas o te espabilan”. Habrá empresas que salgan de esta crisis reforzadas pero otras no pasarán la purga, por lo que invertir en  ellas a largo puede tener unas consecuencias nefastas.

Pongamos un ejemplo histórico:  Retrocedamos en el tiempo, nos situamos en el año 1929 en Estados Unidos, somos un ciudadano americano e invertimos en el indice Dow Jones de Industriales. Habríamos tardado 25 años en recuperar el capital invertido. Nuestras finanzas personales: ¿Habrían sido capaces de soportar tal tiempo de espera? Si sólo hubiéramos invertido una parte de los ahorros igual sí pero si nos hubiésemos pasado en la cantidad invertida, igual no…

Las bolsas a veces suben, otras veces bajan y en otras ocasiones se quedan en movimientos laterales durante muchos años.

Y algunos me diréis: pues vaya, yo pensaba que invertir a largo era una buena opción. No he querido decir hoy que sea una mala opción pero sí incidir en el hecho de que hay que hacerlo correctamente y si no se sabe, documentarse , asesorarse y ser conocedor de donde se están colocando los ahorros.

¡Que paséis unas buenas vacaciones!

David

Esta entrada fue publicada en cultura financiera y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s