Inversiones multinacionales a través del mercado norteamericano: Los ADRs

Para invertir en mercados internacionales quizás la forma más prudente de obrar, para un inversor medio, sea la de tomar posiciones en fondos de inversión o ETFs. Pero pueden surgir oportunidades en empresas concretas chinas, brasileñas o de otros países, en cuyos mercados no es nada sencillo operar. Hay una alternativa: la contratación de títulos de empresas no norteamericanas en la bolsa americana. ¿Y cómo se hace eso? A través de los ADRs.

 La idea es sencilla: Invertir en algunas empresas de todo el mundo a través de la bolsa norteamericana. Pero tendremos que comenzar explicando que son los ADR.

ADR es un acrónimo en inglés. Son las siglas de American Depositary Receipt. La traducción vendría a ser: Certificados de Acciones negociables.

Los ADRs surgieron en 1927 para dar respuesta al creciente interés de los estadounidenses por participar en bolsas extranjeras. El primer emisor fue JP Morgan.

Este instrumento es utilizado por empresas no norteamericanas para tener presencia en las bolsas estadounidenses. La empresa residente en un país extranjero, por ejemplo, China, entra en negociaciones con una sociedad de valores norteamericana. La sociedad de valores compra un gran paquete de acciones de la empresa no residente y emite en el mercado americano certificados sobre esas acciones: ADRs.

Los ADRs se registran en los libros de la sociedad emisora de tal forma que los dividendos de las acciones pueden ser cobrados por los inversores finales que compran los ADRs en la bolsa norteamericana.

Para un inversor no profesional, pero que está acostumbrado a negociar acciones norteamericanas, el contratar ADRs le puede permitir el ahorrarse un largo proceso de negociación en “mercados no conocidos.”

La contratación de ADRs puede permitir una mayor diversificación de la posición global al permitirnos contratar valores de mercados internacionales diferentes al norteamericano.

Por último veamos cuales son las ventajas y riesgos de negociar ADRs:

VENTAJAS

  • Accesibilidad a títulos extranjeros
  • Diversificación de la posición global
  • Se opera a través de la bolsa norteamericana

 RIESGOS

  • Riesgo de divisa
  • Riesgo país
  • Normativos

 En el momento actual Europa está atravesando una situación económica complicada pero hay otos países que siguen creciendo: China, Brasil, etc… Los ADRs pueden permitir el acceso a algunas empresas de estos mercados, aún en tiempos difíciles, hay siempre oportunidades de inversión. Eso sí, el perfil de riesgo del inversor debe ser el adecuado para invertir en economías emergentes.

La tecnología y la globalización nos permiten acceder a mercados que de otra forma sería muy difícil acceder a ellos.  Para aquellos que conozcan muy bien las empresas de un sector no estaría de más lograr una mayor diversificación a través de algún título extranjero pero siempre siendo realistas y humildes. Si no tenemos los conocimientos y la formación adecuada lo más sensato sería invertir a través de un fondo de inversión global o un  ETF global.

Que paséis una buena semana!

Un saludo

David

 Nota: El contenido de este artículo no constituye ninguna recomendación de inversión tan sólo tiene carácter informativo.

Si os ha interesado este artículo os podrían resultar de interés los siguientes:

Esta entrada fue publicada en estrategias de inversion y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s