De verdad… ¿Qué es más importante que el dinero?

Hablando con nuestros amigos en un bar, en una comida familiar, en numerosas ocasiones puede salir el tema: El dinero. Muchas veces podemos escuchar la frase: “el dinero no da la felicidad” pero en nuestra vida cotidiana las personas a menudo hacen cosas muy extrañas para acumular más y pueden llegar a sacrificar cosas preciosas por el afán de acumular más y más. Al hablar de ahorro no deberíamos olvidar que el dinero es un medio para conseguir un fin, pero no un fin en sí mismo, ya que en el momento que lo fuera, pasaríamos a ser esclavos de él. ¿Y en parte, no lo somos?


Al tomar decisiones de ahorro debemos de asignar prioridades para lograr llegar a alcanzar nuestras metas y en numerosas ocasiones ya que tendremos que realizar sacrificios, los objetivos deben merecerlos. En mi opinión, viendo lo que nos rodea, me rondan las siguientes preguntas: ¿No somos a veces demasiado exigentes con nosotros mismos al fijarnos metas muy elevadas? ¿No caemos en una espiral en la que por un momento el dinero nos domina?

Como titular de este blog, soy consciente de la importancia y ventajas de manejar correctamente nuestros ahorros, pero en paralelo no hay que perder de vista las cosas que son verdaderamente importantes en nuestras vidas y que a veces se nos olvidan al asignar nuestras prioridades. Hoy se me ha ocurrido plasmar esta idea de la siguiente manera:

1. BUENA SALUD + FAMILIA + TRABAJO + VIVIR EN COHERENCIA CON VALORES PERSONALES = FELICIDAD

2. DINERO y TIEMPO: COMBUSTIBLES IMPORTANTES PARA CONSEGUIR FINES.

Nuestra salud. Ya podemos tener todas las riquezas del mundo pero si nuestra salud está deteriorada no podremos disfrutar de las cosas que nos rodean. La salud debería de ser prioridad uno, ¿Y lo es? En mi modesta opinión a veces se nos olvida… Creo que todos lo pensamos pero que a menudo lo olvidamos. ¿No os ocurre a vosotros que en numerosas ocasiones quitamos tiempo que deberíamos dedicar a nuestra salud? Comemos de cualquier manera, dormimos poco, el cuerpo nos dice que está cansado y seguimos sometiéndole a un ritmo altísimo. Tratarse bien. Qué fácil es decirlo y que complicado es a veces hacerlo.

La familia. Cuanto nos ayuda… y como la ayudamos nosotros. Cuando los problemas nos acechan, ahí están nuestros seres queridos para escucharnos y ayudarnos y nosotros para ayudarlos a ellos. Muchos de vosotros tras un día largo y duro de trabajo llegáis a casa destrozados y de pronto os abre la puerta vuestro hijo pequeño con una sonrisa…¿Cuánto vale eso? A veces los largos horarios de trabajo llevan a las personas a sus límites y en esos momentos puede que las preocupaciones laborales separen nuestras cabezas de nuestros seres queridos. De verdad, al igual que con la salud con esto no deberíamos jugar.

Vivir en coherencia con valores personales. Cada uno de nosotros tiene sus valores personales y eso es algo muy nuestro, a la hora de planificarnos objetivos tenemos que ser coherentes con nuestros valores. Si uno de nuestros valores fuera la familia, tendríamos que planificar nuestros objetivos salvaguardándola y no poniéndola en peligro.

Tristemente,  en nuestros días hay personas que juegan duro para progresar en sus carrera. Hace poco, leyendo un libro leí el siguiente proverbio, que me pareció muy bueno:

“Es mucho más probable que te atraque un tío con un bolígrafo que con un revolver”

No sé, ¿de qué le vale a una persona tener todo el dinero del mundo si no tiene con quien compartirlo y en qué disfrutarlo? ¿Cuánto vale tener buena salud? ¿Y tener un par de buenos amigos? ¿Y tener tiempo para jugar y educar a los hijos?

En mi opinión, al hablar de ahorrar no sólo tenemos que pensar en dinero, tenemos que pensar en priorizar nuestros objetivos reales y propios en función de nuestros valores y poner a funcionar nuestros recursos. El dinero y el tiempo son el combustible pero no el fin.

Hoy he pensado en voz alta y siempre y cuando os apetezca, sería un placer el conocer algunas de vuestras opiniones.

Hoy acabo con un pensamiento de cosecha propia:

“Afortunado es, aquel que conociéndose bien, emprende el viaje hacia su propio destino con poco equipaje y cuidando con esmero a sus buenas compañías.”

David

Esta entrada fue publicada en Actualidad-opinión y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a De verdad… ¿Qué es más importante que el dinero?

  1. carlos dijo:

    Esta el invertir en uno mismo (viajes, una camisa que te guste mucho, un equipo de música…).
    Lo que hay que encontrar es el equilibrio para que estas “inversiones” puedas seguir haciéndolas toda la vida y no sea pan para hoy y hambre para mañana.

    Esta bien recordar que el dinero no es más que eso, dinero.

    salu2
    carlos

    • Carlos,

      Es así , se trataría de lograr un equilibrio, pero sin olvidar que el dinero es un medio para conseguir nuestros objetivos y no un fin. Muchas veces parece que hay una carrera en la que continuamente nos medimos con los que nos rodean. Lo importante es llegar a la meta propia de la mejor forma posible.

      Gracias por tu comentario y un saludo!

      David

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s