Los “ratings” y los diferenciales de deuda.


Hace unos años no solíamos oír con tanta frecuencia los términos “rating” y “spread del bono español con respecto al alemán.” Hasta se ponen “notas” a los países. En estos momentos las calificaciones de nuestro País serían: Aa1/AA+/AA.  A día de hoy ya nos hemos acostumbrado a escuchar estos términos, pero veamos en que se basan para otorgar estas calificaciones.

El “rating” de un Estado vendría a ser una medida cualitativa del nivel de riesgo crediticio de las emisiones y del propio emisor. En definitiva, se trata de valorar la probabilidad que existe de que el prestario cumpla con sus obligaciones de pago del importe principal más los intereses. Y muchos se podrán preguntar: ¿Pero pueden dejar de pagar sus deudas los Estados? Se han dado varios casos en el pasado no muy lejano, un ejemplo fue el “default” de Rusia en agosto de 1998.

Veamos que notas nos dan actualmente las tres principales agencias de calificación internacionales:

• Standard & Poors: AA
• Moody´s: Aa1
• Fitch: AA+

Hemos perdido la calidad óptima, pero dentro de la siguiente categoría tendríamos notas de las más altas. Y en qué información se basan las agencias de calificación crediticia para asignar sus notas. A modo de muy breve resumen podríamos enumerar los siguientes factores clave:

• Situación financiera del emisor y sus expectativas de negocio futuras.
• El entorno socioeconómico y político.
• Los apoyos provenientes de la entidad monetaria.
• Las garantías especiales aportadas por el Estado.

¿Y qué es el “spread” del bono español con el alemán?


Si ayer el “spread” fuera de 180 puntos básicos para el bono a 10 años, el Tesoro Público español tendría que ofrecer una rentabilidad del 1.80% superior a la que ofrece el bono equivalente alemán. Por su mejor situación económica financiera, el Estado alemán se puede financiar de forma más eficiente, tiene que devolver menos intereses.

Bueno, ya vemos que los ratings son claves en las valoraciones que hacen los inversores extranjeros de nuestros activos de deuda, de esta manera el país que está en una situación más solvente puede pedir dinero prestado a intereses más bajos o comprar deuda extranjera, invirtiendo en otros Estados, obteniendo en este caso intereses más altos por sus inversiones.

De momento la situación en los mercados de deuda está algo más tranquila, pero si se vuelve a alterar el mercado, ya tendremos ciertas bases para entender lo que nos explican.

Que paséis un buen fin de semana!

Un saludo

David

Esta entrada fue publicada en Fundamentos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s