Adquiriendo el hábito de ahorrar; los primeros pasos

Los últimos titulares de los periódicos nos anuncian subidas: “La luz subirá el 9.8% en enero”, “el gas sufrirá un incremento medio del 3.9% en enero”, “los cercanías subirán por encima de la inflación”. ¿Y la gasolina…?

En un comentario a un post un lector me insinuaba que ante este panorama es sumamente difícil ahorrar y la verdad es que no es sencillo, sobre todo resulta difícil ya que se trata de un hábito que requiere mucha disciplina y ¿cómo adquirir ese hábito? Poco a poco pero con constancia y esfuerzo.

Ahorrar es guardar parte del dinero que se obtiene. ¿Y cuando guardarlo? Para empezar: al principio. Nada más recibir la nómina procedamos a apartar una pequeña parte,  por ejemplo un 5 % de nuestros ingresos mensuales. Algunos pensaréis: Y si me va a hacer falta luego…! Esta cantidad la apartamos al principio, con regularidad, todos los meses y sin fallar como si fuese un gasto más.

Una vez que hemos iniciado el ahorro regular y periódico el segundo paso a dar sería el de elaborar un presupuesto mensual, porcentajes de gasto por categorías. Todos los meses tenemos que afrontar gastos fijos: luz, agua, gas, comunidad, hipoteca, teléfono y gastos variables: comida, ropa, varios.

Para el ahorrador que está dando sus primeros pasos mención especial merece el capítulo de ocio dentro de los costes variables. Llevar anotación durante un mes de estos gastos  puede darnos buena visibilidad de cuanto nos estamos gastando mensualmente en cosas que no son estrictamente necesarias. Hay que distinguir entre necesidades reales y “me voy a dar el gusto de”. Muchas veces no somos conscientes de lo que nos estamos gastando al mes en algunas cosas hasta  que no lo vemos escrito en un papel.

Cada uno tendrá que realizar un análisis de sus gastos en función de sus ingresos, necesidades y  prioridades y finalmente conocer sus hábitos de gasto. El presupuesto destinado al ocio es uno de los que más posibilidades ofrece a la hora de recortar gastos. ¿Realmente necesitamos todas las cosas que nos compramos?

Hay numerosas  listas de trucos para ahorrar, y eso está bien pero en mi opinión más que en trucos la clave está en tener la voluntad de querer ahorrar para conseguir un objetivo y las ganas de  alcanzar esa meta  nos debería de empujar, motivar y ayudar a realizar ciertos sacrificios en el corto plazo para obtener beneficios en el largo.

Alguna vez he oído frases como: “total para ahorrar 50 euros al mes me los gasto” Más que la cantidad en los inicios lo fundamental es adquirir el hábito, la disciplina y el aprender a priorizar. ¿Y esto es importante? En mi opinión sí y más en un periodo de crisis como el que vivimos y especialmente si como indicaba al principio del “post” las subidas en los servicios básicos nos esperan a la vuelta de la esquina.

¿Alguna vez os habíais parado a pensar en que partidas concretas podríais recortar de forma más eficaz? Seguramente muchos de vosotros sois ahorradores disciplinados y para los que estén empezando: ¿Dispuestos a realizar la prueba?

 ¿Cuál es vuestra opinión? ¿Alguna anécdota?

El año se acaba, Feliz año Nuevo y mis mejores deseos a todos para el 2011!

Esta entrada fue publicada en Introducción al ahorro y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Adquiriendo el hábito de ahorrar; los primeros pasos

  1. Yolanda dijo:

    Es indiscutible que lo más difícil es adquirir el hábito de ahorrar. Si al principio lo consigues luego aparece el problema de qué hacer con ese dinero ahorrado que está ahí en la cuenta bancaria y tampoco me da muchos beneficios. a lo meojr me lo podría gastar y disfrutar de ello…Es lo más complicado ser firme en su propuesta y saber qué hacer con el dinero ahorrado para no caer en la tentación de gastarlo.

    Yolanda

    • Yolanda,

      Ahí está la clave, tener un objetivo a largo plazo claro y que nos ilusione y una estrategia para alcanzar dicha meta. Dentro de la estrategia hay diferentes aspectos a tener en cuenta pero es fundamental ir haciendo aportaciones de forma regular para ir acumulando capital y también tener definida una estrategia adecuada al nivel de riesgo de cada persona. En cuanto a qué hacer con el dinero ahorrado…ya exploraremos diferentes alternativas en breve en próximos post.

      Gracias por tu comentario

      Un saludo

      David

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s