El inversor con perfil de riesgo moderado

Hoy empiezo con una cita:

“Corremos riesgos calculados. Lo cual es muy diferente de ser temerarios.”

George S. Patton

Hay perfiles de riesgo claros: personas que no quieren o no pueden asumir ningún riesgo y otras que están dispuestas a  asumir los riesgos más elevados, pero en la mayoría de los casos se trata de  un término medio. El asumir más riesgo en las inversiones en términos financieros equivale a decir que tenemos potencial de una mayor recompensa pero no hay garantía de que asumiendo mayores riesgos se vaya a cosechar el éxito de forma inmediata  creciendo nuestros ingresos rápidamente.

El decidir nuestro grado de tolerancia al riesgo depende de muchos factores y por este motivo no hay una fórmula matemática que nos clasifique con una letra y un número, es más una solución de compromiso. Se trataría de no asumir riesgos excesivos que nos lo hagan pasar mal y no ser tan conservadores como para que la inflación nos coma nuestro poder adquisitivo.

En el término medio estaría el inversor moderado, aquel que trata de asumir determinados riesgos compatibles con su perfil para lograr ciertas rentabilidades adicionales. Dependiendo de sus objetivos y los plazos para lograrlos irá construyendo su estrategia. Para este tipo de inversor un factor  clave será la diversificación, no poner todos los huevos en la misma cesta…

El inversor moderado tendrá activos con diferentes niveles de riesgo, a la vez deberá de ser  realista, tiene los pies en el suelo y  tiene como objetivo el rentabilizar sus ahorros para conseguir sus objetivos, no piensa en la recompensa alta e inmediata. Recordemos que para optar a ganancias elevadas hay que asumir riesgos elevados y estaríamos hablando de un inversor de perfil agresivo.

El inversor moderado invertirá el dinero ahorrado en diferentes productos que invierten en renta fija, renta variable, depósitos. También contempla la posibilidad de inversión en activos inmobiliarios.

Para concluir, riesgo y rentabilidad son un binomio que tienen una relación directa. A mayores rentabilidades potenciales más riesgo asumido y cuanta mayor seguridad menor será la rentabilidad alcanzada por nuestra inversión.

Cada uno debe primero conocerse bien y ser fiel a sus objetivos y condicionantes personales, entender con que tipo de nivel de riesgo puede vivir tranquilo, lo importante es dormir bien.

Dejamos ya para otro día el perfil agresivo.

Hasta pronto!

Esta entrada fue publicada en Fundamentos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s