Definiendo nuestro nivel de tolerancia al riesgo.

Como ya comente hace unos días una vez establecidos los objetivos financieros es necesario fijar una estrategia de ahorro e inversión. Antes de fijar la estrategia es indispensable conocer el grado de riesgo que podemos permitirnos asumir por nuestra situación económica y el grado de riesgo que podemos tolerar por nuestra personalidad y circunstancias personales. Hablaremos también de los “riesgos invisibles”.

Si vuestro asesor financiero arranca vuestras estrategias sin conocer bien vuestro nivel de tolerancia al riesgo  estará cimentando la estrategia sobre unos pilares muy débiles. Habrá personas de perfil conservador que prefieran tener rentabilidades moderadas asumiendo escasos riesgos, mientras que otras en la búsqueda de mayores rentabilidades asumirán mayores riesgos.

No soy muy partidario de las clasificaciones generales pero en este caso para una mayor claridad hablaré de tres tipos de ahorradores e inversores:

  • Conservador
  • Moderado  
  • Agresivo

 Un inversor conservador es aquel que sacrifica el obtener mayores rentabilidades por la seguridad en sus ahorros e inversiones. Basa su estrategia en obtener rendimientos garantizados, anualidades. Los depósitos a plazo y cuentas remuneradas suelen ser sus instrumentos más usados. Dentro de este perfil podríamos distinguir un subgrupo: el ultraconservador. En este caso estaríamos hablando de personas que no asumen ningún tipo de riesgo pudiendo tener además  partes representativas de sus ahorros sin retribución.

Para todos los  grupos de ahorradores hay un riesgo del que muchas veces no somos del todo conscientes: “el riesgo invisible de la inflación”. Dado que el grupo ultraconservador obtiene rendimientos más moderados necesita vigilar esta amenaza con mayor atención.

Si evaluamos los ingresos reales obtenidos después de descontar la inflación e impuestos nos podremos llevar alguna sorpresa…Mejor un ejemplo:

Supongamos que la inflación está al 2.5% y los impuestos sobre los rendimientos obtenidos por nuestro depósito en un 20%. ¿Cuál será la rentabilidad mínima que debemos obtener en nuestra inversión para alcanzar el punto de equilibrio,  “break event”?

En nuestro caso sería: 2.5 % / 0.8 % = 3.125 %

Si no obtenemos un 3.125  % de rentabilidad media estaríamos en zona de pérdida de poder adquisitivo. Para simplificar el ejemplo, no se han tenido en cuenta las posibles comisiones que nos puedan cobrar en nuestras entidades financieras anualmente.

Para compensar este efecto de la inflación hay otros ahorradores de perfil moderado que asumen algún tipo de riesgo para tratar de obtener alguna rentabilidad adicional, pero de esto hablaremos otro día.

¡Qué tengáis una buena semana!

Esta entrada fue publicada en Fundamentos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Definiendo nuestro nivel de tolerancia al riesgo.

  1. carlos lópez dijo:

    Muy interesante lo que comentas, David!! Tengo curiosidad por conocer el que nos puedes decir del ahorrador moderado.

    Por cierto, solo como puntualizacion, se te ha olvidado un tipo de ahorrador (en el cual me incluyo): El que no ahorrada nada!!

    un saludo y enhorabuena blogero!!

    • Tienes toda la razón…, trataré de cubrir ese tema en algún post ya que es crucial en los tiempos que corren. Esperemos que dentro de poco puedas dedicar alguna pequeña partida al ahorro para cumplir algún objetivo a corto. En cuanto al ahorrador moderado: !en el próximo blog!

      Muchas gracias por comentar y espero volver a tener noticias tuyas comentando tus progresos por pequeños que te parezcan, !lo más difícil es empezar!

      Hasta pronto

      • carlos lópez dijo:

        Tienes razon amigo, pero en la situacion actual en la que nos encontramos no es tarea sencilla. sueldos congelados, mayores tipos impositivos, menores deducciones fiscales, subida de precios de los suministros,…

      • Sí, no es tarea sencilla…además de los factores externos ajenos a nosotros mismos: subidas de los alimentos, subida de la luz, subidas de impuestos, etc; hay otros: los internos. Estos factores internos se refieren a hábitos de ahorro y gasto, preferencias, prioridades y en muchos casos bloqueos.

        Cuando hacemos la compra y estamos esperando en la cola para pagar, tenemos muchos objetos a tiro ¿ Quién no tiene tentaciones de comprar ese artículo tan tentador que tenemos tan a mano…?

        Muchas gracias por tu comentario y en el futuro escribiré un post para cubrir este tema.

        Un saludo,

  2. Pepelu dijo:

    A mi me gustaría preguntarte por el ahorrador que sólo consigue hacerlo al final del año(pequeño bonus)…Ideas recomendaciones? Qué hacer con esos euros que llegan y te dan ganas de hacer como Carlos…gastarlo todo?
    Muchas gracias y te animo a seguir escribiendo.
    Pepelu

    • Para un extra recibido al final del año una vez que hayamos retirado lo necesario para nuestros gastos y para tener nuestro fondo para imprevistos en buenas condiciones lo suyo sería invertirlo ¿ dónde?

      Esto ya depende del nivel de riesgo que cada persona esté dispuesto a asumir y del tiempo que se puede prescindir de ese dinero y de los objetivos personales.

      En cualquier caso, alguna idea genereral: Ir dotando fondos para la jubilación, plan de jubilación. Ir invirtiendo a largo plazo un dinero para la educación futura de los hijos, fondo de inversión

      Gracias por tu comentario y un saludo

      • carlos dijo:

        ¿Realmente crees que los planes de pensiones (o de jubilación) son una buena opción teniendo menos de 55años (e incluso ahi no lo veo claro)?Yo hice números viendo que me quitaban dinero todos los meses para dármelos con 65 años (y dando gracias de que no sean 70) y no me salían.
        Dicen que desgravan pero yo lo que entiendo es que si meto 1000euros anuales en un plan de pensiones me aplicaran anualmente el marginal a un sueldo 1000euros por debajo de mi sueldo real, hasta aquí no es que me parezca un chollo pero bueno. Pero es que a los 65 me reembolsan los 34000 (pongamos que tengo 31años), y se me suman estos 34000 a mis ingresos a los 65 (que si no tienes un trabajo físico -tipo mozo de carga-y trabajas con el cerebro y no con el cuerpo) lo normal es que sean más altos que ahora y me meten unos impuestos con calculados con esa suma…vamos que me parece un atraco a mano armada.

        Madre mía que caña le estas dando al blog, enhorabuena. A ver si me lo termino de leer que veo que además de buen ahorrador eres buen escritor.

        salu2

      • Buenas tardes Carlos,

        En relación a tu pregunta, en mi opinión, los planes de pensiones son un instrumento más para generar un fondo para la jubilación pero no es el único instrumento disponible, hay otros como los PPAs y los PIAS, en función del perfil del ahorrador pueden ser más interesante unos u otros. Lo importante es ir acumulando capital lo antes posible y en función del perfil de riesgo de cada persona elegir la opción más adecuada. En mi modesta opinión, debido a la mayor longevidad de la población, creo que los planes de pensiones se irán adaptando a las necesidades de los ahorradores en los próximos años ofreciendo mayores incentivos a los ahorradores. Vamos a ver bastantes cambios en este campo.

        En relación a tus cálculos algunas puntualizaciones: A la hora de invertir en un plan de pensiones a largo plazo hay que elegir uno bueno y que te de una rentabilidad anualizada interesante de forma que cuando llegues a la jubilación recibas el capital aportado más unas interesantes plusvalias. Merece la pena estar bien asesorado a la hora de seleccionar uno bueno y con comisiones no excesivas. En cuanto a la fiscalidad, las aportaciones a planes de pensiones reducen la base imponible del IRPF pero hasta unos límites. Hay que tener también en cuenta que la máxima aportación anual para una persona menor de 50 años es de 10.000 euros.

        Una vez llegada la edad de jubilación hay diferentes formas de recate, se puede rescatar de una sola vez o en forma de cobros periódicos para optimizar la tributación. Es altamente recomendable consultar a tu asesor fiscal al aproximarse la edad de jubilación para en función de los ingresos y tipo marginal elegir el modo de rescate adecuado.

        Muchas gracias por tus ánimos y feliz 2011

        Un saludo

        David

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s